La Noticia

Una charla con Barry Bonds ayudó a Joc Pederson a hundir a los Mets

Una charla con Barry Bonds ayudó a Joc Pederson a hundir a los Mets

[ad_1]

SAN FRANCISCO (AP) — Joc Pederson convirtió un par de charlas previas al juego con el rey de los jonrones Barry Bonds en la mejor noche de su carrera.

Pederson conectó tres jonrones e impulsó ocho carreras, la mayor cantidad de su carrera, incluido un sencillo del empate con dos outs en la novena entrada, y los Gigantes de San Francisco superaron a los Mets, 13-12, el martes en uno de los juegos más salvajes imaginables.

“Solo obtener conocimiento de un bateador tan bueno y la forma en que piensa sobre el béisbol y el bateo, me ayudó a conectar algunos puntos para liberar mi mente en el plato”, dijo Pederson. “Nunca voy a ser Barry Bonds. Es el mejor bateador en tocar un bate. Pero definitivamente me ayudó a liberar mi mente en la caja”.

Brandon Crawford conectó un sencillo ganador del juego ante el cerrador Edwin Díaz. Los Giants, después de desperdiciar una ventaja tardía de seis carreras, de alguna manera se recuperaron para lograr dos remontadas improbables propias.

Francisco Lindor conectó un jonrón y remolcó seis carreras para los Mets, incluido un triple con las bases llenas que los puso adelante en un octavo de siete carreras.

Pederson se estaba preparando para el partido cuando él y su compañero LaMonte Wade Jr. pasaron 30 minutos con Bonds en el clubhouse de los Giants. Pederson y Bonds volvieron a conversar en una oficina privada antes de que Pederson se disculpara cortésmente.

“Lo siguiente que supe fue que eran como las 6:25 p. m. y dije: ‘Me tengo que ir’”, dijo Pederson.

San Francisco desperdició un colchón de 8-2 al permitir dos carreras en el séptimo y siete en el octavo para quedarse atrás, 11-8. Pederson empató con un jonrón de tres carreras en la mitad inferior, pero los Giants perdían 12-11 en el noveno antes de recuperarse con dos outs y ninguno en contra para sorprender a Nueva York y poner fin a su racha de cinco derrotas consecutivas.

“Estaba bromeando sobre eso después de la primera, sobre hablar con Barry”, dijo el abridor de los Giants, Logan Webb, sobre Pederson. “Luego golpeó el segundo, luego golpeó el tercero y fue como, hombre, este tipo es otra cosa. No lo vas a engañar con nada. Está tratando de hacer eso en cada turno al bate”.

Pederson lanzó un par de jonrones de dos carreras ante el abridor de los Mets, Chris Bassitt. El cuarto bate de San Francisco, que se estaba desplomando, conectó su tercer jonrón de la noche, un batazo de tres carreras a McCovey Cove ante el relevista Drew Smith con dos outs en el octavo para borrar la ventaja de 11-8 de Nueva York.

“Tuvo una buena noche contra nosotros”, dijo el manager de los Mets, Buck Showalter. “Perdimos muchos lugares con rectas esta noche. Esa no es la forma en que lo hemos estado haciendo en su mayor parte, así que esta noche fue un desafío para nosotros”.

Los Mets se habían adelantado en el noveno con un elevado de sacrificio de Brandon Nimmo luego del triple inicial de Dominic Smith.

Pero en la mitad inferior, Mike Yastrzemski recibió base por bolas con dos outs y Darin Ruf conectó sencillo. El sencillo de Pederson empató el marcador y Crawford, quien se ponchó tres veces antes, siguió con un fuerte sencillo ante Díaz (1-1) que empujó a Ruf.

Fue la tercera parada desperdiciada de Díaz. John Brebbia (2-0) consiguió la victoria.

José Treviño estaba de pie junto a sus compañeros de equipo de rayas finas, con las manos en la cabeza, y miró a su alrededor a la celebración que acababa de iniciar en el Yankee Stadium.

Exactamente el momento con el que él y su padre soñaron juntos. Hasta que Joe Treviño murió en 2013.

Las lágrimas brotaron de los ojos de José cuando llegó el momento. Este fue el mejor regalo de cumpleaños que le pudo haber dado a su papá.

“Hubiera sido increíble para él estar aquí”, dijo. “Pero sé que él está mirando”.

Treviño conectó un sencillo que puso fin al juego en la undécima entrada para ayudar a los alicaídos Yankees a vencer a los Orioles de Baltimore, 7-6, el martes por la noche, poniendo fin a una racha de tres juegos y coronando un día emotivo que también incluyó su segundo jonrón de la temporada y un sencillo del empate en la séptima.

Treviño comenzó lo que habría sido el cumpleaños número 69 de Joe Treviño bebiendo café de la taza favorita de su padre. Terminó con un momento muy inesperado para un jugador adquirido justo antes del día inaugural como receptor suplente de primer guante.

Joe Trevino había vivido este momento con su hijo una y otra vez.

“Mi papá era un gran fanático de los Yankees”, dijo José Treviño. “Él siempre me ponía en estos escenarios. Siempre decía: ‘Novena entrada, uno menos, necesitas un hit aquí para empatar el juego o ganar el juego en el Yankee Stadium’.

“Él siempre decía, como, ‘Te estoy preparando para ser un yanqui, siempre’”, agregó.

El jonrón solitario de Treviño en el tercero ayudó a Nueva York a construir una ventaja de 3-0, y su sencillo en el séptimo empató a 5.

Austin Hays conectó un roletazo productor en la parte alta de la undécima ante el ganador Clarke Schmidt (3-2), lo que se sumó a su jonrón solitario que ayudó a los Orioles a borrar su déficit inicial y presionó a los Yankees para anotar en la parte baja de la entrada.

Isiah Kiner-Falefa empujó al corredor automático Gleyber Torres, quien jonroneó dos veces, para empatar, arruinando la apuesta de Bryan Baker por su primer salvamento en las Grandes Ligas. Marwin González siguió con otro sencillo, y Treviño conectó el hit ganador de Baker (1-2) en la esquina del jardín izquierdo.

Treviño levantó los brazos mientras rodeaba la primera base, luego fue rodeado cerca de la segunda base por sus compañeros de equipo. El Yankee de primer año salió del scrum y se empapó brevemente de la escena solo.

“Tienes la oportunidad de usar telas a rayas, te diviertes con eso y lo aprovechas”, dijo el joven de 29 años. “E incluso si los usas, no puedes usarlos para siempre, así que disfrútalo mientras lo tengas”.

Isiah Kiner-Falefa, Marwin González y José Treviño se combinaron para seis hits desde los últimos tres lugares del orden, lo que ayudó a los Yankees a superar las lesiones de DJ LeMahieu y Giancarlo Stanton. LeMahieu sufrió un rasguño poco antes del primer lanzamiento por molestias en la muñeca izquierda, y Stanton fue reemplazado por el bateador emergente Estevan Florial en la séptima entrada debido a una tensión en la pantorrilla derecha.

LeMahieu se sometió a una resonancia magnética que salió limpia. Recibió una inyección de cortisona, pero podría estar de vuelta en uno o dos días. Stanton tendrá una resonancia magnética el miércoles.

Los Yankees también agregaron al taponero Aroldis Chapman a la lista de lesionados el martes, y los toleteros Joey Gallo y Josh Donaldson permanecen en el IL Covid-19 González, quien reemplazó a LeMahieu en tercera, fue golpeado por un lanzamiento en la mano derecha en el séptimo pero se quedó en el juego.

[ad_2]

Source link

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.