La Noticia

Vuelve ‘Stranger Things’. Aquí es donde lo dejamos en la temporada 3.

Vuelve ‘Stranger Things’.  Aquí es donde lo dejamos en la temporada 3.

[ad_1]

Cuando la cuarta temporada de “Stranger Things” comience en Netflix el viernes, habrán pasado casi tres años desde que se lanzó la temporada anterior, pero solo habrán pasado seis meses en la ciudad ficticia de Hawkins, Indiana. Los espectadores pueden preguntarse por qué su Los personajes jóvenes favoritos están envejeciendo como el elenco de “Grease”, pero cuando pasas tu infancia huyendo de criaturas humanoides depredadoras desatadas por una dimensión alternativa, tiendes a crecer a toda prisa.

Es posible que la pausa entre las apariciones no deje a nuestros héroes mucho tiempo para recuperar el aliento colectivo, pero tres años es una brecha inusualmente larga entre temporadas, especialmente para un programa serializado tan denso con mitología sobrenatural, relaciones grupales y preguntas abiertas como “Stranger Things”. .” Si no tiene 449 minutos libres para ponerse al día con la tercera temporada completa, esto es lo que debe recordar.

Ambientada en el verano de 1985, la tercera temporada tuvo lugar en el punto álgido de las tensiones de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, antes de que Glasnost y Rocky Balboa comenzaran a descongelar su relación. Buscando una ventaja más allá de la proliferación nuclear, los soviéticos se colaron en Hawkins, donde desplegaron un rayo láser gigante para abrir la misma puerta al Upside Down que Once (Millie Bobby Brown) y sus amigos trabajaron tan duro para sellar.

Era un poco como la lógica que Paul Reiser, quien fue presentado como el Dr. Owens en la segunda temporada, usó como un villano corporativo en “Aliens”: si esta poderosa fuerza de otro mundo pudiera ser aprovechada, podría desplegarse como un arma imparable de guerra. ¿Quién necesita bombas de hidrógeno cuando tienes a Mind Flayer aterrorizando el Heartland?

Afortunadamente para los ciudadanos de Hawkins, se inauguró el nuevo Starcourt Mall en las afueras de la ciudad, un oasis de consumo de color pastel con un Sam Goody, un lugar de Jazzercise y un multicine que muestra “Regreso al futuro”. Desafortunadamente, todos los negocios de mamá y papá del centro también están comenzando a cerrar, incluida la tienda general donde trabaja Joyce Byers (Winona Ryder). Y resulta que esos molestos rusos, a través de tratos secretos con el alcalde corrupto (Cary Elwes), se han tragado el Starcourt y las propiedades circundantes para sus nefastos propósitos.

A través de comunicados rusos interceptados y decodificados, Dustin (Gaten Matarazzo) y Steve (Joe Keery), junto con Robin (Maya Hawke), la compañera de trabajo de Steve en la heladería Scoops Ahoy, descubrieron la operación debajo del centro comercial.

Mientras se preparaba para ejercer su fuerza psíquica sobre Hawkins una vez más, Mind Flayer comenzó a poseer ratas y humanos, derritiendo su biomasa y combinándola para formar un monstruo con forma de araña que se utiliza para causar estragos en la tierra. Algunos de los poseídos, incluido el salvavidas chico malo Billy Hargrove (Dacre Montgomery), regresaron a sus vidas como clones sagrados de lo que eran antes, que se volvieron “activos” a discreción de la entidad malévola.

Como pasantes en el periódico The Hawkins Post, el único negocio del centro que aparentemente sigue prosperando, Nancy Wheeler (Natalia Dyer) y Jonathan Byers (Charlie Heaton) intentaron obtener la primicia, pero su historia de roedores trastornados resultó inadecuada para la publicación.

Con los personajes principales adentrándose más en la adolescencia, las sesiones maratónicas de Dungeons & Dragons se reservaron para la intriga romántica, para disgusto del maestro de mazmorras Will Byers (Noah Schnapp), quien preferiría que su vida volviera a la normalidad después de su tiempo en el revés. Dustin regresó del campamento de ciencias entusiasmado con Suzie, quien, según los informes, era “más sexy que Phoebe Cates”, pero cuya existencia fue cuestionada. (Ella existe. Y le encanta el tema de “La historia interminable”).

Eleven y Mike Wheeler (Finn Wolfhard) estuvieron jugando a besarse en la cara todo el verano hasta que el jefe Jim Hopper (David Harbour), el padre adoptivo de El, se puso firme. Eso dejó a Lucas (Caleb McLaughlin), quien tuvo su propia aventura intermitente con Max (Sadie Sink), para dar terribles consejos basados ​​en lo poco que entendía sobre las chicas. Steve solía entender mucho sobre las chicas, pero se enfadaba con Robin, a quien también le gustan.

Los niños tardaron la mayor parte de la temporada en unirse, por lo que tienen que agradecer a Mind Flayer por salvar sus relaciones rotas. Nancy y Jonathan se mantuvieron a fuego lento mientras investigaban la historia de posesión de ratas y humanos, y la vibra de si quieren o no quieren continuar entre Hopper y Joyce, a pesar de sus evidentes sentimientos el uno por el otro.

Pero también tuvieron que poner su amor en suspenso, después de que secuestraron a un científico ruso y reclutaron a Murray (Brett Gelman), el ex reportero convertido en detective privado, para traducir información sobre cómo infiltrarse en la operación soviética y apagar la máquina que ha abrió la puerta transdimensional.

El episodio climático convirtió al Starcourt Mall en un campo de batalla de varios niveles durante el 4 de julio, con algunos de los fuegos artificiales movidos al interior. En el atrio del centro comercial, Mind Flayer, a través del monstruo araña, se enfrentó a los niños tremendamente superados.

Un El debilitado convocó hasta la última gota de energía para hacer retroceder al monstruo. Al mismo tiempo, sus amigos lo atacaron con un alijo de fuegos artificiales robados. Por un momento, El logra liberar a Billy del control psíquico de Mind Flayer y, en un último momento de heroísmo, se sacrifica para salvarla.

Mientras eso sucedía, Dustin y Erica (Priah Ferguson), la hermana pequeña de Lucas y una entusiasta de las muestras de helado, usaron la radio de Dustin para guiar a Hopper, Joyce y Murray a través del sistema de túneles debajo del centro comercial, donde se hicieron pasar por agentes rusos para obtener acceso. al láser gigante. Aunque Hopper luchó con éxito contra un superagente, que era la viva imagen del T-1000 de Robert Patrick en “Terminator 2”, también se vaporizó mientras destruía la máquina. O eso parecía…

Al principio de la temporada, Hopper se había comprometido a hacer que Joyce sintiera que Hawkins era un lugar seguro para llamar hogar. Con su presunta muerte poniendo fin a esa promesa, Joyce finalmente decidió mudarse de la ciudad maldita que había atormentado a su familia tan implacablemente. Ella y sus hijos se mudaron a California, junto con El, quien había perdido a su padre adoptivo y sus poderes mientras luchaba contra Mind Flayer.

En una posdata ambientada en un complejo militar ruso, los guardias buscaron un prisionero para alimentar a un Demogorgon, de alguna manera capturado del Upside Down y mantenido en un recinto, como un velociraptor en “Jurassic Park”. Se les dijo a los guardias que no eligieran al “estadounidense” para el almuerzo del Demogorgon, lo que dejó a los fanáticos con la pregunta obvia: ¿Quién es el estadounidense? ¿Es Hopper?

Un tráiler de principios de 2020 confirmó que, de hecho, era Hopper. Según el lanzamiento de Netflix la semana pasada de la primera escena (un video que ya se eliminó), él y El tendrán mucho que hacer si logran reunirse.

[ad_2]

Source link

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.